¿Cómo actuar en una entrevista de trabajo?

La entrevista de trabajo casi siempre es un momento incómodo para muchas personas, ya que ésta no deja de ser una competición en la cual las empresas seleccionan dentro de muchas personas a las que consideras más idóneas para el puesto a desempeñar.

Entonces, nada mejor que prepararte la entrevista muy bien. Estar relajado, haber dormido bien, estar bien vestido, etc… son aspectos que tenemos que tener en cuenta.

A veces nos presentamos a la entrevista sin nada preparado, improvisando muchas cosas que son de suma importancia para nuestro futuro empleo. Tenemos que prepararnos para ser vistos con buenos ojos por nuestro entrevistador, a quien no le gustaría seguramente, encontrarse con un candidato, sin un “guión” preparado.

Aquí te presentamos algunos consejos sobre cómo actuar en una entrevista de trabajo, lo hemos separado en tres tiempo, para una mejor compresión.

Antes de la entrevista de trabajo

Debes recodar una cosa muy importante: Tienes que destacar sobre el resto de los candidatos.

Antes de ir a la entrevista, debemos informarnos bien sobre la empresa: sector y actividad de la empresa, artículos, número de plantilla, políticas de empresa, directivos, implantación nacional, volumen de negocio, publicidad… todo ello si fuera posible, incluso, esta información se puede pedir a la misma empresa.

Debemos de saber el lugar de la entrevista y la hora. Hay que ser puntual, ni demasiado pronto ni tarde. Con una antelación de 10 minutos está muy bien. Si tuviéramos por algún motivo retraso, tenemos que telefonear a la empresa y comunicárselo.

Hay que tener claro lo que puedes aportar a la empresa, si realmente estás capacitado para este puesto, si es este puesto el que estás buscando…

Una imagen vale más que mil palabras, ¿no? Pues bien, hay que vestir para ir a la entrevista de forma correcta. Correcta no significa lo mismo que “de fiesta”. Tienes que sentirte cómodo con la ropa que te has puesto.

Si eres hombre, y no estás acostumbrado a las corbatas, utilízala con algunos días previos a la entrevista, para ir acostumbrándote, y sobretodo: para que durante la entrevista no estés continuamente aflojándola, moviéndote, poniéndote la americana bien, etc…

Y las mujeres, es mejor que no lleven un maquillaje excesivo, sino un maquillaje natural con tonos suaves, que además lo que esto hará es relajarnos la expresión de la cara. Por supuesto no olvidarnos, de ir limpios, afeitados, etc…Hay que dar una buena imagen.

Durante de la entrevista de trabajo

No tenemos que ponernos nerviosos mientras nos hacen la entrevista, hay que estar relajado y no jugar con el mechero, con las llaves, con la libreta de apuntes…manos quietas. Dar una imagen de naturalidad.

Extienda bien la mano al saludar, ni muy fuerte ni demasiado suave. No fumar y no masticar chicle. Escucha.

No ser exagerado, sin reírte como un loco de las gracias que posiblemente el entrevistador comparta contigo el entrevistador para no ser tan fría la entrevista. Eso no significa que no des la imagen de una persona abierta, simpática y con humor.

Durante la entrevista, prestar toda la atención de la persona que nos está entrevistando. Hacer preguntas interesantes, importantes respecto al puesto de empleo disponible. Intentar no hablar durante esta entrevista, de aumentos de sueldos y vacaciones.

A no ser que el entrevistador nos pida lo contrario, trataremos a nuestro interlocutor de “usted” y utilizando su primer apellido. Intentar ir a la entrevista por la mañana, por la tarde no estaremos ni estarán tan predispuestos.

Mirar directamente a los ojos de la persona que te está entrevistando, demuestra tu seguridad y que él sea quien dirija la entrevista.

El tiempo de la entrevista es limitado, así que es mejor establecer unos objetivos para poder convencer al entrevistador.

Pensar de forma positiva, nunca de forma negativa: tú sabes que eres la persona indicada para ese puesto. Ahora tienes que convencer a la empresa de ello. Una de las cosas más importantes: ser positivo y sincero.

Después de la entrevista de trabajo

Memorizar el nombre, apellidos y cargo de la persona que nos ha entrevistado. Informarnos cuanto tiempo van a estar con la preselección, si tienen intenciones de volver a hacer más entrevista, etc.

Haz tus propias conclusiones, evalúa la entrevista, que es lo que podrías haber evitado, añadido, que tienes que mejorar.

Pasado un tiempo y no tienes noticias de la empresa, llama y pregunta. Infórmate de cómo está el proceso de selección, si ya tienen el puesto vacante.